martes

M-30




La gente piensa sólo en su culo, pues nada, a mandar, aunque me cuesta mucho poner la otra mejilla. A pesar de todo hoy es un buen día.

La foto de hoy es esa, de la serie de cielos.

Voy a escribir una conclusión a la que he llegado no hace mucho.

M-30

Madrid, y 30 años
a diario pienso en qué hostias hago aquí,
mi alma se encuentra sitiada
por toda ese gente de ahí fuera que no conozco,
mi cuerpo se deteriora cada 6000 pasos
y mi cama cruje.
Escapé de la ciudad que me vio nacer
y caí en esta ciudad que contempla mi muerte,
a veces uno no comprende nada
hasta que esa nada le estalla en la cara
y desvela sus puntos débiles.
Y estaba claro, el problema
no era cambiar
me temo que esa huída, en realidad
no entrañaba ese concepto espacial
de “hacia” o “desde” alguna parte
hubiera sido demasiado fácil,
es duro llegar a comprender que
del único sitio del que no puedes escapar
es de ti mismo.


.

No hay comentarios: