martes

ya va siendo hora



Ahora que llevas en la muñeca mi corazón
y yo en el pecho alojo un reloj
creo que es tiempo de sincronizar nuestros labios
y poner en hora nuestras lenguas.



.

3 comentarios:

garrulo dijo...

Escueto y directo al alma, como siempre muy bueno.

antonio alfaro sánchez dijo...

ole mi primo

Cindell dijo...

Qué atrayente.