martes

que mi rabia incolora esté con todos vosotros


Hacía tiempo que no llovía tan feo, el otro día vi una película, el extraño caso de no sé quien Buton, demasiado larga pero había alguna cosa interesante, sobre todo me quedo con algo que dijo un pigmeo con respecto a la gente que es diferente “la gente como nosotros pasamos mucho tiempo sola”. Que gran verdad, pero que a gusto que se está. Amén

La foto de hoy es un telefonillo de la serie de Praga, ahora que estoy a punto de cambiarme de piso (el gran lío) viene al pelo.

El poema de hoy es rabia incolora pura y dura, lo siento pero tenía que escribirlo…

Que mi rabia incolora esté con todos vosotros,
(y con tu espíritu).


Los fantasmas desean a toda costa que abraces su forma de vida
y para ello no les importa modificar a golpes tu futuro
pero claro: -eh! fue todo por tu propio bien…
ellos encubren su pobre y falsa autoestima,
su incapacidad manifiesta para valerse por sí misma,
su miedo, su patológica envidia, su hedor
mediante una agresiva conducta para con tu fragilidad.

No dudarán en lucir sus juicios inútiles llenos de fuego y rabia,
más no sabrán defenderse porque no tienen argumentos,
no tienen alma ni corazón, no saben nada de ser felices.
No saben escuchar, no comprenden nada porque no tienen oídos,
su cuerpo es la gruta donde el eco no se atreve a repetirse.

Nacieron de plástico, cubiertos por dentro y por fuera,
por eso sirven para acomodarse frente al televisor
frente a falsos líderes y acatan
cuanto se les sugiere que hagan, compren, piensen y sientan,
son como las sombras y no sirven para propósito alguno.
Son los nuevos infames de las fábulas, no hay que escucharlos,
no hay que tenerles miedo, no hay que intentar luchar contra ellos, simplemente se ahogarán en su propia amargura, son fáciles,
se asfixiarán con sus ridículos discursos, resultan absolutamente previsibles, quedarán sepultados por la montaña de su propio orgullo.

Esta es la era de los mediocres, sí,
pero les quedan cuatro días.


.

3 comentarios:

antonio alfaro sánchez dijo...

ahi ahi compa, me ha gustao

kb dijo...

Ojalá, compa, ojalá...

Isabel Huete dijo...

Y quedarán sepultados también por la montaña de su propio vómito. Y es que en vez de hablar y pensar, escupen.

¿Con quién te has peleado hoy? :))

Un besazo.