viernes

volver a casa en taxi con una cerveza que nos vendio una china por la calle


Soy un gilipollas, hacía años que no me pasaba esto de levantarme de la cama y estar todavía borracho. Son las 8 y media, le muerte se cierne sobre mí, estoy desprotegido y débil sentado en mi puesto de trabajo, satan se ríe en voz alta, hace tiempo que los ángeles me abandonaron. Va, en serio, si sobrevivo a hoy os invito a unos vinos la próxima vez.
La presentación fue chula y me gustó encontrarme con gente de Alcobendas, un abrazo!

Nada representa mejor mi estado como esta foto de hoy, obviamente no voy a escribir nada, me tiemblan hasta la manos.


.

1 comentario:

El ángel cortando con sus cuchillas dijo...

Lo mejor es leer este post y luego leer el de ayer
cuántas promesas se hacen...jaja
estoy medio ciego y medio colocado
gran frase man
abrazos desde zeta
o.